Dedícate a hacer
crecer tu negocio

Nosotros velamos por tu tranquilidad

La satisfacción

de ver mi esfuerzo recompensado

Contamos con expertos

allí donde los necesite

La solidez

de formar parte
de un gran grupo internacional

40 años

ayudando a las empresas
y ofreciendo soluciones

Estoy tranquilo

porque sé que estoy en buenas manos

Un gran equipo

para dar solución
a todos sus problemas.

Seleccionados

como mejor despacho
profesional especializado

Más

de 10.000 profesionales y 400 oficinas
a su servicio por todo el mundo

Añadimos

a la especializacion
una vision estratégica global

Testar durante el coronavirus

La crisis del Coronavirus genera nuevos escenarios en muchos ámbitos de nuestra vida, entre ellos el jurídico. Los cambios que está provocando la pandemia no se refieren únicamente al surgimiento de nuevas situaciones legales que hasta la fecha no se habían previsto y para las que no estábamos preparados, sino asimismo a la reactivación de normas que llevaban años en el olvido.
Con las Notarías con servicios mínimos y atendiendo únicamente casos de urgencia, la opción de poder otorgar testamento ante notario queda reducida significativamente, lo cual ha llevado a la recuperación de figuras jurídicas en desuso, como el testamento ológrafo o, incluso aplicar por primera vez el artículo 701 del Código Civil, que regula el otorgamiento de testamento durante una epidemia.

INTERVENCIÓN NOTARIAL DURANTE EL CONFINAMIENTO
Son muchos los clientes que nos han consultado sobre la posibilidad de otorgar testamento en estos días o de modificar las disposiciones testamentarias que en su día otorgaron.

Mientras esta situación de confinamiento no cese, si bien las Notarías continúan trabajando (aunque con horario y personal reducidos), solo se permite el otorgamiento de documentos notariales urgentes que no puedan postergarse. Dicha urgencia deberá acreditarse por escrito ante el Notario, quien la valorará y, a su vez, incorporará a la matriz de la escritura pública que se trate.

Esto implica que, en la mayoría de casos, durante el confinamiento, no sea posible otorgar disposiciones testamentarias ante Notario, que es el modo más habitual y seguro de disponer de las últimas voluntades. Pero no es el único.

Afortunadamente, en nuestro ordenamiento jurídico hay otras formas de testar que nos permiten otorgar testamento sin la intervención de Notario, algunas de las cuales pasamos a analizar en esta Newsletter.

EL ARTÍCULO 701 DEL CÓDIGO CIVIL
El artículo 701 del Código Civil, vigente en el ordenamiento jurídico español desde que fue aprobado el Código Civil en el año 1889, no ha sido utilizado nunca hasta la fecha e incluso, recientemente, durante los trabajos dirigidos a las distintas reformas que ha ido sufriendo dicha norma (principalmente durante la reforma de 1990), se había planteado su eliminación por ser obsoleto, puesto que nadie se planteaba la posibilidad que España sufriera una pandemia que conllevara su posible aplicación.

Pero con la llegada del Coronavirus a España se ha dado una inesperada e impensable utilidad al artículo 701 del Código Civil.

Dicho precepto reza textualmente como sigue:

“Artículo 701

En caso de epidemia puede igualmente otorgarse el testamento sin intervención de Notario ante tres testigos mayores de dieciséis años.”

Vemos, pues, que en esta ocasión, a diferencia de otras situaciones jurídicas que han surgido y que nos ha pillado desprevenidos a los profesionales del derecho, nadie puede culpar a nuestro ordenamiento de no estar preparado ante esta excepcional situación, al menos en lo que se refiere a la normativa sucesoria.

REQUISITOS PARA APLICAR EL ARTÍCULO 701 DEL CÓDIGO CIVIL

Antes que nada, es importante aclarar que para que dicho artículo resulte de aplicación no es necesario estar afectado por el virus ni pertenecer a un grupo de riesgo, sino que es suficiente con encontrarse en la zona geográfica afectada por la pandemia, que actualmente es toda España.

No obstante, y tal y como indicaremos más adelante, existe una excepción, que es Catalunya, puesto que su Código Civil (en concreto, el artículo 421-5 del Libro Cuarto relativo a sucesiones) prohíbe expresamente los testamentos otorgados exclusivamente ante testigos.

Veamos, pues, los requisitos formales para poder testar de conformidad con el artículo 701 del Código Civil, en relación con el resto del articulado del Código Civil que resulta de aplicación.

a) En cuanto a la forma del testamento, el artículo 702 del Código Civil permite que el testamento pueda ser escrito o verbal, estableciendo que, en la medida de lo posible, se escribirá el testamento y, en caso de no ser posible, el testamento será válido, aunque los testigos no sepan escribir, dándose por buena la memoria de los testigos, o incluso los medios analógicos o digitales que registren el testamento.

b) En lo referente a los testigos, el artículo 701 del Código Civil determina que deben ser mayores de 16 años. Asimismo, si acudimos a los artículos 681 y 682 del Código Civil, referente a quienes no pueden ser testigos, vemos que a sensu contrario los requisitos adicionales que los testigos deben cumplir son:

i. Entender el idioma del testador;
ii. Presentar el discernimiento necesario para desarrollar la labor testifical;
iii. Que no sean herederos ni legatarios en instituidos en el testamento, sus cónyuges, ni los parientes de aquéllos, dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad.

c) En cuanto a su eficacia, si acudimos a los artículos 703 y 704 del Código Civil, para que el testamento sea válido debe ser posteriormente trasladado ante notario para que certifique su validez cuando finalicen las circunstancias excepcionales que han permitido su otorgamiento. En concreto, el testamento quedará ineficaz si pasan dos meses desde que haya cesado la epidemia sin que se haya validado ante Notario.

Asimismo, el artículo 703 del código civil establece que el testamento no tendrá validez si dentro de los tres meses siguientes al fallecimiento no se acude al notario competente para que lo eleve a escritura pública, ya se haya otorgado por escrito, ya verbalmente.

Finalmente, el artículo 704 del Código Civil establece que los testamentos otorgados sin autorización del Notario serán ineficaces si no se elevan a escritura pública y se protocolizan en la forma prevenida en la legislación notarial.

d) Por último, en cuanto a su contenido, este debe ser el mismo que cualquier otro tipo de testamento y debe cumplir, en consecuencia, con los requisitos y garantías que la normativa establece al efecto, en particular en aquello referido a las legítimas, a efectos de evitar posibles impugnaciones futuras por parte de algunos de los descendientes o familiares del testador.

Por ello, antes de elaborar un testamento al amparo del artículo 701 del Código Civil es recomendable contar con el asesoramiento especializado de un profesional del derecho.

EL TESTAMENTO OLÓGRAFO

Otra posibilidad que nos ofrece el Código Civil es el testamento ológrafo, regulado en el artículo 688 y siguientes del Código Civil.

El testamento ológrafo es aquél redactado a mano, firmado por el propio testador de su puño y letra, que se realiza sin la intervención de un notario.

Los aspectos a tener en cuenta para poder redactar un testamento ológrafo son:

i. Solo pueden otorgar testamento ológrafo las personas mayores de edad

ii. Debe estar escrito y firmado de manera autógrafa por el testador con la indicación del lugar y la fecha del otorgamiento. Si contiene palabras tachadas, enmendadas, añadidas o entre líneas, el otorgante debe salvarlas con su firma al margen de las mismas;

iii. Dichos testamentos deben presentarse ante Notario a fin de que sean adverados y protocolizados en un plazo máximo de cinco años contados desde la muerte del testador, pasado el cual caducan.

A tales efectos, la persona que tenga en su poder un testamento ológrafo deberá presentarlo ante Notario competente en los diez días siguientes a aquel en que tenga conocimiento del fallecimiento del testador. El incumplimiento de este deber le hará responsable de los daños y perjuicios que haya causado.
También podrá presentarlo cualquiera que tenga interés en el testamento como heredero, legatario, albacea o en cualquier otro concepto.

iv. Presentado el testamento ológrafo y acreditado el fallecimiento del testador, el Notario deberá comprobar su autenticidad de acuerdo con la ley aplicable, practicando incluso una prueba pericial caligráfica, si tiene dudas respecto la misma.

v. El Notario, si resulta que el testamento ológrafo es auténtico, autorizará el acta de protocolización y librará una copia a los interesados. En caso contrario, debe denegarlo y el testamento no será válido.

Sin perjuicio de esta posibilidad que existe de otorgar un testamento ológrafo, hay que advertir que son testamentos que suelen conllevar problemas que acaban judicializándose, por lo que de nuevo hay que insistir en la necesidad de contar con el asesoramiento especializado de un abogado para evitar problemas futuros.

Pueden ponerse en contacto con este despacho profesional para cualquier duda o aclaración que puedan tener al respecto.

Un cordial saludo,

Todavía no hay comentarios.

Deja tu comentario

Nombre*

E-mail*

Website

Comentario*

*